Qué es Hapkido?

Es un arte marcial koreano de Defensa Personal. El Hapkido se caracteriza por su gran variedad de técnicas de patadas, barridas, proyecciones, quiebres de articulaciones y puntos de presión. No es un deporte, es básicamente para defensa personal. Es ideal para situaciones de agresión que se dan cotidianamente en la calle.

Los golpes de puño y mano abierta.

Originalmente el Hapkido no empleaba un gran número de golpes de puño y mano abierta; sino pocos, pero muy precisos en su aplicación y objetivo(s) o CHIAP SUL (llamados atemi en japonés): golpes lineales o angulares de percusión, o presión, o de fricción, o pinzamientos de puntos vulnerables o vitales; llamados en coreano "Hyoldo" (conocidos en japonés como kyusho); Como ocurre de manera similar en el caso de los golpes empleados por el Daitō-ryū Aiki-jūjutsu, en el Aikido y con anterioridad en el Judo tradicional. Sin embargo con el tiempo el Hapkido

añadió otro tipo de golpes de naturaleza ofensiva traídos del kung fu/ wu shu, como por ejemplo el golpe de "mano viva", que enfoca la energía en el punto baek hwa hyul en la palma de la mano, y que logra producir golpes de energía a su vez que afecta los órganos internos. La técnica de la "mano viva" se refiere al uso de la mano abierta para permitir el flujo de la energía hacia el exterior. Permitiendo así, librarse de un agarre basándose en la filosofía de no retener el flujo de la energía, evitando usar nuestra propia fuerza física. Posteriormente se anexaron otros golpes de puño y mano abierta, o CHIGUI SUL: o ataques con las manos. Los cuales están más fundamentados en

las técnicas del Karate japonés, y el boxeo occidental.

 

Patadas, atrapes y golpes con los pies.

Existe una gran variedad de JOK SUL o Técnicas de patadas, saltos y rodillazos en el Hapkido, desde las básicos que parten desde la posición de pie, aumentando su complejidad progresivamente, para pasar a las patadas circulares, con salto, de barrido, para luxaciones y estrangulamientos ,para derribos, y las patadas "especiales". Todas tienen un parecido a las técnicas del Taekkyon, el arte coreano anterior al karate coreano o Taekwondo, y a las técnicas de

patadas del kung fu/ wu shu chino. Sin embargo muchas técnicas difieren en trayectoria, aplicación y objetivo.

 

Las luxaciones.

En el Hapkido hay una gran variedad de luxaciones articulares, o KOKKI SUL. Al ser una disciplina descendiente tanto del Dait.-ry. Aiki-j.jutsu, como del Judo; asi como al estar influenciado por la sección de Chin na, del Kung Fu. Sin embargo a diferencia y/ o similitud de las artes marciales ya mencionadas, las luxaciones pueden ser ejecutadas en el sentido del rango de la articulación, o bien en contra; mediante movimientos circulares o semicirculares generalmente pequeños.

 

Las proyecciones, los lanzamientos y barridos.

Las proyecciones y lanzamientos en Hapkido o DONCHIGUI SUL, al igual que en Judo y en Aikido, pueden ser realizadas mediante el uso del cuerpo como palanca, fuerza y/o resistencia, siendo estas de cadera, de mano, de hombro, de pierna o combinadas, o con trayectorias circulares o semicirculares. Los barridos poseen una gran influencia del Taekkyon.

 

Manejo de armas tradicionales.

Como ocurre en las artes marciales tradicionales de las que se deriva (como el Dait.-ry. Aiki-j.jutsu, el Judo japonés en sus formas o kata- y el kung fu / wushu chino) el Hapkido emplea un variado numero de armas tradicionales en sus prácticas como: el bastón largo o yang bong (de aproximadamente 180 cms), el bastón medio o chang bong (de aproximadamente 90- 110cms), el palo corto/ porra o dan bong (de aproximadamente 35- 45 cms), la cuerda o lazo, el cinturón del uniforme, la espada de madera o keok kun, el abanico, el látigo, el bastón del anciano o

con oreja; llamado Ji Pang Gi, y las porras unidas con cadena/ lazo, o Ssahng Jol Gohn más conocidas como los Nunchakus. El grado y énfasis en el entrenamiento de estas armas, depende del instructor, o la asociación/federación, a la que se pertenezca, o bien del programa de grados. Asimismo se realizan varias técnicas de desarme contra cuchillos, y porras.

Sin embargo algunos instructores, bien por desconocimiento o por novedad han decidido, siguiendo la tendencia ecléctica del arte, incorporar elementos metodológicos y otras armas tradicionales, propias de los sistemas del kobudo japonés, y/ o del arnis/ escrima filipina, como los bastones medios dobles.

 

Entrenamiento.

El Dojang es el lugar tradicional donde se suele practicar y desarrollar el Hapkido. No hay que confundir al Dojang con una simple sala de entrenamiento o gimnasio, ya que en el fondo representa mucho más, siendo el lugar donde se cultiva el cuerpo, la mente y el espíritu, y donde se veneran la filosofía y los conocimientos de los Grandes Maestros. El dobok es el uniforme tradicional que suelen vestir

los que practican el Hapkido, así como en el Taekwondo y el resto de las artes marciales coreanas.

La posición de los alumnos y la realización de los ejercicios en las filas es siempre mirando hacia los símbolos, que se sitúan en el frente del dojang y junto a la/s bandera/s de Corea del Sur y el país donde se esté practicando la disciplina, y en algunos casos, la bandera de la federación que represente al Gran Maestro. Por ejemplo, los alumnos están de espalda a los símbolos, pero esto ocurre cuando, debido a los distintos ejercicios, el cinturón se desanuda o el dobok se descoloca y hay que reajustarlos, haciéndose esto de espaldas a los símbolos por respeto (generalmente se gira 180º en el lugar en el que se esté). El maestro (o en su caso el instructor) es el que imparte la clase y enseña la filosofía y distintas técnicas aprendidas por su maestro, siendo el que más cerca se sitúa de los símbolos, situándose en el centro, de espaldas a estos y mirando hacia los alumnos (el maestro -o en su caso el instructor- solo mira hacia los símbolos en el momento del saludo y la despedida ritual). La distribución de los hapkidokas en las distintas filas se hace de mayor a menor rango de cinturones y dentro de cada rango o color se ordenan de mayor a menor veteranía o nivel de experiencia adquirida (para conocer los distintos niveles o colores véase el término dobok). Aunque en cada federación o escuela puede diferir, la distribución tradicional es la que se muestra en la foto (recuerden que en la foto los alumnos están girados 180º), es decir: (visto desde alguien que mira hacia los símbolos) el orden es de izquierda a derecha y de delante hacia atrás, siendo el de mayor rango (sin contar al maestro o al instructor) el que se sitúa delante a la izquierda, el siguiente (segundo) a la derecha del de mayor rango, el siguiente (tercero) a la derecha del segundo, etc. Cuando se termina la primera fila, constituida esta por los alumnos que más cerca están del fondo y los símbolos, el siguiente alumno comienza la segunda fila y se sitúa detrás del de mayor rango, el siguiente a la derecha de aquel y así sucesivamente, estando situado el de menor nivel en la fila más atrasada y la posición más a la derecha.

Los métodos del entrenamiento pueden variar, una sesión consta generalmente de:

A. Saludo (a la patria, al instructor y a los demás participantes) y meditación (o visualización inicial).

B. Calentamiento, haciendo profundo hincapié en: 1. Rotación articular, 2. Ejercicios intensivos de estiramientos pasivos y activos, 3. Activación del sistema cardiovascular (por medio de trote, calistenia o gimnasia militar sin armas), 4. Ejercicios de respiración.

C. Práctica técnica y/o táctica individual o por parejas (o incluso en grupo) de las diversas técnicas del Hapkido, con y sin armas tradicionales y/o combate reglado.

D. Vuelta a la calma con estiramientos específicos.

E. Despedida ritual, o "saludo" final.

Si bien ciertos aspectos del entrenamiento como los golpes de puño y patadas, las luxaciones, las proyecciones y la aplicación de los puntos de presión son técnicas un tanto rudas, el Hapkido es también un sistema "suave" o "interno", aunque su entrenamiento es muy vigoroso y exigente. Hay que notar que la fuerza bruta no es un requisito primordial; la fuerza explosiva, la velocidad, y las adaptaciones físicas necesarias para la ejecución de las diferentes técnicas se desarrollan con el entrenamiento, si bien es recomendable trabajar inicialmente de forma paralela mediante la metodología del entrenamiento deportivo; por medio de ejercicios de auto carga (calistenia, y gimnasia militar) la fuerza resistencia de por lo menos, tronco, piernas, brazos y manos; así como un alto grado de flexibilidad ( músculos) y elasticidad (rango articular), como bases para desarrollar la fuerza explosiva necesaria para una ejecución optima de las diferentes técnicas de golpes, patadas, lanzamientos y luxaciones.

Podemos clasificar al Hapkido como un "sistema físico y energético", que no se queda solo en lo físico, donde importa el movimiento del propio cuerpo (cadenas cinéticas), la respiración y la velocidad de reacción al efectuar las diferentes técnicas. Es un sistema que busca a su vez el desarrollo energético del individuo y su formación como persona.

En el Hapkido se busca el perfeccionamiento espiritual a través de la disciplina y el entrenamiento físico constante.